MON - FRI: 10AM-7PM, SAT: 10AM-3PM

(787) 981-8765

Urb. Asomante vía grande #53 Caguas, PR

Top

Conoce a los Expertos: Entrevista con Viola Brugnatelli

Conoce a los Expertos: Entrevista con Viola Brugnatelli

Conoce a los Expertos es una serie de entrevistas realizadas por expertos del campo del Cannabis a líderes mundiales en investigación y en la práctica clínica del Cannabis como medicina.

Viola Brugnatelli es neurocientífica especializada en circuitos Cannabinoides, señalización de GPCRs y neurofarmacología. Sus estudios y entrenamiento en investigación le dieron amplia experiencia en el cannabis y los fitocéuticos médicos, tanto en perspectiva preclínica como clínica. Trabaja como consultora y ponente en seminarios, talleres y tutoriales para médicos, universidades y pacientes individuales.

En su visión, el conocimiento humano colectivo contempla el poder para la mejora global de la vida en todas sus formas, por lo tanto, debe ser accesible y compartible. Viola está actualmente investigando los potenciales terapéuticos de los terpenos en el University College de Dublín, Irlanda, y fundó, en 2014, la revista científica online Nature Going Smart.

Conoce a los Expertos: Entrevista con Viola Brugnatelli

Sarah Russo: ¿Qué fue lo que inicialmente le atrajo al tema del cannabis durante su estudio de neurociencia?

Viola Brugnatelli: Durante mis estudios en la Universidad de Dundee en Escocia, oí hablar por primera vez sobre la señalización de receptores cannabinoides en las clases sobre los procesos de recompensa y adicción. Me fascinó la enorme complejidad del cerebro y cómo el sistema endocannabinoide podría afectar nuestro comportamiento en una gran diversidad de maneras.

Poco después, realicé una pasantía en el laboratorio del Departamento de Neurociencia. Tuve que presentar los temas preferidos para mi proyecto. Indiqué una sola opción: trabajar en el único laboratorio que examinaba el sistema endocannabinoide. Acabé en el laboratorio del Dr. Irving, que investigaba señalización y receptores cannabinoides ‘huérfanos’. Al año siguiente, escribí mi proyecto de tesis que trataba sobre la caracterización de los ligandos que actúan sobre GPR92, que son receptores implicados en la percepción del dolor y son activados endógenamente por un precursor de muchos terpenoides. Esta fue la llave que abrió mi mundo de terpenos y cómo sus aromas han influido en el bienestar de la humanidad durante miles de años.

SR: ¿Nos puede contar un poco acerca de su revista científica Nature Going Smart y lo que le inspiró para crearla?

VB: Nature Going Smart tiene como objetivo eliminar los obstáculos de la ciencia y dar al público general acceso a información sobre las modalidades de la curación natural. Quería compartir lo que estaba aprendiendo en el ámbito del cannabis. Me di cuenta de que hay una apremiante necesidad de encontrar en Internet contenido científico basado en evidencia que ofrezca información transparente y accesible. El conocimiento es la base de la conciencia colectiva. No es algo que debe quedar atrapado detrás de muros de pago o lenguaje técnico. Creé el sitio web para apoyar tanto a los investigadores profesionales sanitarios, como a alguien que sufre una enfermedad.

Mi objetivo es empoderar a los pacientes y darles herramientas para educar a su proveedor médico y continuar la conversación sobre el cannabis. Espero que los pacientes sean capaces de transmitir la información a sus médicos. Puede ser que 8 de cada 10 médicos no responda. Pero tal vez los otros dos aprenden algo y den a más pacientes la oportunidad de usar la terapia de cannabinoides. Esto puede impulsar grandes cambios en la vida de las personas.

SR: ¿Cuáles son las áreas más interesantes de la investigación del cannabis que según usted merece más atención e interés?

VB: El atractivo de esta planta proviene de la abundancia de compuestos que produce. No todos están necesariamente presentes en las flores secas, que es la parte más comúnmente utilizada de la planta. Tengo ganas de analizar y leer más estudios sobre otras partes de la planta de cannabis, incluyendo flores crudas y jugo de las hojas, así como brotes, tallos y raíces de cannabis.

Gracias al cannabis, hemos abierto las puertas a todo un mundo dentro de nosotros que no conocíamos antes, el sistema endocannabinoide. La primera vez que escuché una charla del profesor Mechoulam en la conferencia ICRS 2012, él propuso que los FAAA (que pueden afectar a una larga lista de procesos, como la ansiedad, la depresión, el desarrollo del cáncer, la formación de hueso y el embarazo), también podría desempeñar un papel importante en la comprensión de los mecanismos de las emociones. Los FAAA (Formol, Alcohol etílico, Acido acético, Agua destilada) son moléculas señalizadoras. Se encuentran en altas concentraciones en el cerebro e incluyen los endocannabinoides propios del cuerpo, 2-AG y anandamida. Las variaciones en los FAAA podrían ser responsables de nuestras diferentes emociones y personalidades. Puede ser que los FAAA estén implicados en mediar los cambios en el equilibrio hormonal y endocrino. ¿Son estos endocannabinoides de alguna manera también responsables de experimentar diferentes estados de conciencia? Entender esto podría ser de suma importancia para apoyar el bienestar, no solo en el cuerpo físico, sino también en un nivel emocional y espiritual.

Sabemos que el estrés crónico afecta al sistema endocannabinoide. Historias de casos clínicos sugieren que las técnicas de reducción del estrés, como la meditación, el yoga y ejercicios de respiración profunda, en algunos casos pueden imitar los efectos del cannabis en ciertos modales. Estoy interesada en ver más estudios en los que se ha examinado cómo los diferentes estados de conciencia influyen en nuestro sistema endocannabinoide. En general, no consideramos que las técnicas naturales sean tan valiosas que los ‘fármacos’. Sin embargo, en el momento en que podamos comprender mejor los cambios en la conciencia, podríamos ser capaces de revolucionar nuestro bienestar. Estas áreas no se han estudiado a fondo y tienen un gran valor para ayudar a los seres humanos de manera significativa.

SR: ¿Cuál es su opinión sobre el uso de cannabinoides de una sola molécula frente a los extractos de la planta entera?

VB: Cuando estaba en el laboratorio, trabajé con CBD y terpenos aislados: no tienen ni de lejos el mismo efecto sobre las células inmunes que estaba examinando, como cuando estaban juntos. La antigua manera de pensar sobre la farmacología es caracterizar los efectos de un compuesto en sí, y entonces plantear una hipótesis sobre cómo se comporta cuando otros componentes están presentes. Pero estudios sobre el cannabis nos muestran que esto no es el caso, ya que sus componentes actúan en sinergia.

Además, los endocannabinoides en nuestro cuerpo nunca actúan uno por uno. Debemos observar los endocannabinoides en grupos. Esto puede ser útil en la prevención de enfermedades, puesto que cierta concentración de algunos endocannabinoides puede ser una indicación de un desequilibrio en el cuerpo. Es importante investigar qué grupos actúan juntos y en qué dirección se mueven.

SR: Desde una perspectiva neurocientífica, ¿qué sucede en el cuerpo cuando alguien siente el efecto psicoactivo del THC?

VB: En resumen, hay muchas maneras en que una persona puede sentir la expresión de THC. El THC es un agonista parcial de receptores CB1, que están muy extendidos en las distintas áreas del cerebro. Estas regiones median una gran variedad de funciones conductuales de orden superior, incluyendo la función ejecutiva, la toma de decisiones, la respuesta sensorial y motora, el aprendizaje y la memoria, las reacciones emocionales, así como el hambre y otros procesos homeostáticos. El CB1 no es el único objetivo del THC, por lo que la variación en un individuo que experimenta los efectos del compuesto es aún más compleja. Sabemos que el THC es una sustancia segura. Incluso en grandes dosis, nunca se activarán los receptores CB1 por completo. Los agonistas completos de los receptores CB1 no producen efectos favorables. Cannabinoides sintéticos, como ‘Spice’, son agonistas completos y a muchas personas no les gusta como les hace sentir.

SR: ¿Puede explicarnos un poco sobre el panorama del cannabis medicinal en Italia?

VB: En Italia, hay mucho interés entre los pacientes y el público en general es consciente del cannabis medicinal. Si un médico considera que sería la mejor opción para la salud de su paciente, puede prescribirle cannabis. La terapia cannabinoide es una elección entre el paciente y el médico. Sin embargo, la mayoría de los médicos en el país no están realmente en condiciones de prescribirlo como medicina. Puede ser que no entiendan cómo funciona la planta, el papel del sistema endocannabinoide, etcétera.

Sigue habiendo un problema con el suministro y no todos los pacientes que necesitan los medicamentos son capaces de conseguirlos. Este verano, se bloqueó la importación de productos de Bedrocan y las provisiones de la Planta Farmacéutica Militar en Florencia no pudieron satisfacer la necesidad clínica. Solía haber una plataforma en línea donde los pacientes podían obtener información sobre cuáles farmacias tenían cannabis disponible o cuáles médicos lo recetaban. Sin embargo, las farmacias no pueden anunciar que proporcionan cannabis. En tal caso, para los pacientes es imposible averiguar donde está disponible. El gobierno también redujo el coste de la medicina de cannabis, que es una buena cosa. Pero en lugar de incluir el cannabis en el sistema nacional de salud, se estableció un precio demasiado bajo para farmacias, resultando en que lo tenían que vender por menos de su valor de adquisición. Así que esto redujo el número de farmacias que estaban dispuestas a distribuirlo, ya que no genera ningún beneficio para la farmacia.

En Italia, hay una historia de control de drogas por organizaciones criminales, lo que hace que la línea de definir el cannabis como medicina pueda ser confusa. En el parlamento han habido intentos para cambiar la legalización y permitir a los pacientes cultivar su propio cannabis a fin de mejorar su acceso. Pero esto todavía tiene que aprobarse en el parlamento. La ley italiana no se centra en las diferencias de quimiotipo y las distintas opciones en las que un paciente puede tomar cannabis medicinal. Hay una gran necesidad de educación, lo que tiene la capacidad para crear un cambio en varios niveles.

SR: ¿Existen otras sustancias botánicas de interés que podrían tener una sinergia potencial con el cannabis?

VB: La respuesta corta es que sí. Hay una multitud de terpenos en el cannabis que también aparecen en otras plantas. El más famoso es cariofileno, que es un agonista selectivo de los receptores CB2. A medida que vayamos profundizando, puede ser que veamos otras plantas que tengan efectos únicos sobre los receptores cannabinoides. La equinácea puede ofrecer una historia bastante interesante para la depresión y la ansiedad. Creo que las posibilidades son prácticamente infinitas.

Lo bonito de estudiar terpenos es que su estructura se encuentra en una gran variedad de plantas de todo el mundo. Ganaríamos mucho si los científicos interactuaran para aprender más sobre los estudios que se realizan sobre la medicina botánica en otras partes del mundo. Científicos en India, China, Corea, Brasil y Colombia, por ejemplo, publican una gran cantidad de información sobre plantas que actúan en varios sistemas en el cuerpo, incluyendo el sistema endocannabinoide. Cuando haya mayor participación de investigadores en diferentes áreas, especialmente en culturas con un profundo conocimiento de la medicina vegetal, se ampliará la base de conocimientos sobre el cannabis.

SR: Gracias Viola, por su tiempo y atención.

Translate »

You must be 21 years old to visit this site.

Please verify your age. Thank you.

- -